Imagen destacada

Montañas Tatra / iStockPhoto

17 de noviembre, 2016. Vida / Un Regalo de la Naturaleza

Riqueza Natural: Servicios Ambientales

Sin los servicios ambientales, la Tierra sería tan inhóspita como Marte. El bienestar de la humanidad está ligado a la red de vida que todos compartimos en nuestro único planeta, lo que justifica los mayores esfuerzos para conservar toda la vida en la Tierra

Gerardo Ceballos, Ph.D, Nigel J.Collar, Dr. Tracy Farrel, Barbara Goettsch, Vance Martin, Roderic Mast, Jeffrey A. McNeely, Cristina Goetsch Mittermeier, Russell A. Mittermeier, Fabian Oberfeld, Trevor Sandwith, Dr. Jane Smart, Dr. Richard Sneider, Gregory S. Stone & Michael P. Totten

La naturaleza ha creado el mundo que ocupamos hoy.  Durante gran parte de la historia de la humanidad, las personas vivían como una parte más de ella, y ésta proporcionaba cada recurso y cada servicio que la gente necesitaba.

Pero en los últimos 10,000 años, la relación de la gente con el resto de la naturaleza ha cambiado. Mediante la domesticación de plantas y animales, el riego, la construcción y la industria, muchas culturas empezaron a tratar a la naturaleza como si fuese una fuente inagotable de materias primas.

Hoy, hemos olvidado que las comodidades que disfrutamos y los productos que utilizamos provienen de las reservas de servicios de la naturaleza, y que estamos despilfarrando este capital natural.

Los servicios ambientales son aquellos bienes que nos proporcionan las funciones de los ecosistemas.  La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio clasificó los servicios ambientales en cuatro grupos: servicios de soporte, servicios de aprovisionamiento, servicios de regulación y servicios culturales.

Los servicios de soporte son aquellos que mantienen y permiten la provisión del resto de los servicios—y con ello, la vida misma en la Tierra. Estos pueden o no tener implicaciones directas sobre el bienestar humano. Entre ellos se encuentra el mantenimiento de la biodiversidad, el ciclo hidrológico, el ciclo de nutrientes, y la producción primaria.

Los servicios de regulación comprenden el mantenimiento de un clima sano, la filtración del aire que respiramos, la conservación de suelos que permiten el crecimiento de las plantas, la protección de las comunidades contra catástrofes naturales, la polinización de las plantas que comemos y la regulación de enfermedades.

Los servicios de aprovisionamiento nos surten de alimento, bosques, agua, medicinas naturales y muchas cosas más.

Pero el servicio ambiental más importante quizá sea uno que muy poca gente reconoce: los servicios culturales, que nos proporcionan el sentido de pertenencia, ayudan a definir nuestra cultura, proveen las bases para nuestras religiones, inspiran los trabajos artísticos y nos enseñan acerca de nuestro lugar en la naturaleza.

 

Este texto es un extracto tomado del libro UN REGALO DE LA NATURALEZA (2012) de la serie de Libros de Conservación de CEMEX

gift-nature-big-esp

Un Regalo de la Naturaleza

20 años de Conservación y Fotografía

comprar libro