Imagen destacada

Frailecillo del Atlántico / Istockphoto

4 de julio, 2019. Vida / Islas

Islas del Océano Atlántico

Nicholas D. Holmes, Olivier Langrand, Russell A. Mittermeier, Anthony B. Rylands, Thomas Brooks, Dena R. Spatz, James C. Russell, Wes Sechrest, Federico Méndez Sánchez

El Océano Atlántico separa a Europa y África de las Américas. Tiene una extensión aproximada del 20% de la superficie de la Tierra.

Muchas de las islas atlánticas típicas son el resultado de actividad volcánica, empezando por Islandia en el norte hasta el Archipiélago de las Azores (de Portugal); San Pedro y San Pablo (Brasil), Ascensión, Santa Elena y el archipiélago de Tristán de Acuña (territorios británicos de ultramar) en el extremo sur. Estas islas son geológicamente muy jóvenes y tienen un extenso rango de climas y ecosistemas. Varían de frías y ventosas en las latitudes subárticas o subantárticas, hasta las islas de bosques exuberantes en las Azores y frente a las costas de Sudáfrica, incluso islas cálidas y desérticas como Ascensión.

Las islas del Golfo de Guinea están entre las más impresionantes desde el punto de vista de su biodiversidad —selvas tropicales húmedas de la cordillera volcánica que se extienden al sur desde Camerún. Ella son la República Democrática de Santo Tomé y Príncipe (1,001 km2) y las islas de Annobón (17 km2) y la Bioko (2,017 km2), estas últimas de Guinea Ecuatorial. Las islas Annobón, Santo Tomé y Príncipe son verdaderas islas oceánicas|y nunca han estado conectadas entre sí ni a ningún continente, mientras que Bioko se ubica en la plataforma continental y en el pasado estuvo conectada a tierra firme.

 

Este texto es un extracto tomado del libro “Islas” (2018) de la serie de libros Naturaleza de CEMEX

Más artículos en vida