Imagen destacada

Panda / Istockphoto

1 de agosto, 2019. Vida / Desde el Umbral de la Extinción

Conservación del Panda Gigante

RUSSELL A. MITTERMEIER, ANTHONY B. RYLANDS, WES SECHREST, PENNY F. LANGHAMMER, JOHN C. MITTERMEIER, MICHAEL J. PARR, WILLIAM R. KONSTANT, RODERIC B. MAST

El Panda Gigante es un animal emblemático y una de las especies en peligro mejor conocidas en el mundo. Pertenece al Orden Carnivora, pero es vegetariano; 99% de su alimentación es a base de hojas, brotes y tallos de bambú. Se alimentan alrededor de 12 horas diarias, consumiendo entre 12 y 38 kilos de bambú diariamente.

Los Pandas Gigantes alguna vez se encontraron desde el norte de Beijing hasta Birmania. Su “descubrimiento” en 1869 provocó una gran demanda para los coleccionistas de animales. Hoy, tan solo sobreviven 1,114 individuos en el medio natural, y están confinados a unas cuantas cordilleras montañosas aisladas en el límite oriental del altiplano del Tibet.

En 1992 el Proyecto Nacional de Conservación del Panda Gigante y de su Hábitat en China dispuso un plan maestro de conservación, estableciendo para ello áreas protegidas. Actualmente se reproducen en cautiverio con éxito, y ya se planea su liberación al medio natural.

Gracias a estos logros, el estatus del Panda Gigante en la Lista Roja cambió: de estar considerado “En Peligro”, a ser una especie “Vulnerable”, aunque se reconoce que la especie aún enfrenta dos amenazas mayúsculas para su recuperación. Una es la fragmentación de su población por barreras de infraestructura humana, y la otra resulta del cambio climático, que podría eliminar parte del bambú de su hábitat dentro de los próximos 80 años.

Estado de Conservación: Vulnerable

 

Este texto es un extracto tomado del libro “Desde el Umbral de la Extinción” (2017) de la serie de libros Naturaleza de CEMEX

FromBrink

Desde el Umbral de la Extinción

25 Historias de Éxito en la Conservación

comprar libro