Imagen destacada

Flor Rafflesia / iStockPhoto

1 de diciembre, 2016. Tierra / Geografía de la Esperanza

Biodiversidad de los Bosques Primarios

Aunque sea difícil de imaginar, los bosques primarios alguna vez cubrieron toda Europa Occidental (incluyendo las islas británicas), además de las costas del norte de África y el Oriente Medio

Cyril F. Kormos, Russell A. Mittermeier, Tilman Jaeger, Brendan Mackey

Actualmente, la mayoría de los bosques primarios que aún existen se encuentran dentro de “paisajes de bosques intactos” (bloques de más de 500 kilómetros cuadrados), que incluyen grandes extensiones de bosques boreales en Rusia, América del Norte y Escandinavia; los bosques templados lluviosos de las costas de Alaska, Columbia Británica, Chile y Australia, así como los bosques tropicales de América Central y Sudamérica, Asia, África y Madagascar. Es posible que cerca del 20% de los bosques primarios se encuentren en áreas todavía menores, siendo frecuentemente los últimos vestigios de estos singulares hábitats.

Entre los bosques primarios, los bosques tropicales lluviosos son los ecosistemas terrestres de mayor biodiversidad en el planeta, albergando alrededor del 80% de las especies terrestres.  En una sola hectárea de bosque tropical se han llegado a registrar hasta 400 especies de árboles, más de 1,500 especies de mariposas en la selva húmeda de Panamá y más de 3,000 especies de peces en el Río Amazonas. Los bosques primarios son particularmente importantes por el papel que tienen en la conservación del ciclo hidrológico, de la calidad del agua y por su particular importancia para la diversidad biológica de especies de agua dulce.

En general, la biodiversidad disminuye a medida que incrementa la intensidad de uso del suelo y las especies sensibles rápidamente son reemplazadas por las especies generalistas que tienen mejores sistemas de dispersión. Muchas especies están restringidas al bosque primario, incluyendo a la flor más grande del planeta (la Rafflesia arnoldii de Indonesia que alcanza hasta cien centímetros de ancho y pesa casi 10 kilogramos) y el vertebrado más pequeño (la rana Paedophryne amanuensis de Papúa Nueva Guinea que mide tan sólo 7 milímetros).

 

Este texto es un extracto tomado del libro “Geografía de la Esperanza: Salvando los Últimos Bosques Primarios” (2016) de la serie de libros Naturaleza de CEMEX

ghope-thumbnail

Geografía de la Esperanza

Salvando los Últimos Bosques Primarios

comprar libro

Más artículos en tierra