Imagen destacada

Lago Tahoe/iStockPhoto

19 de mayo, 2016. Vida / Un Regalo de la Naturaleza

Agua Dulce: La Esencia de la Vida

En las décadas venideras, lo que entendamos sobre los ecosistemas de agua dulce determinará la seguridad futura de los recursos de agua potable de la humanidad, y aún más importante, nos dará el modelo para conservar uno de los menos conocidos y más importantes ecosistemas del planeta, el agua dulce

Gerardo Ceballos, Ph.D, Nigel J.Collar, Dr. Tracy Farrel, Bárbara Goettsch, Vance Martin, Roderic Mast, Jeffrey A. McNeely, Cristina Goetsch Mittermeier, Russell A. Mittermeier, Fabian Oberfeld, Trevor Sandwith, Dr. Jane Smart, Dr. Richard Sneider, Gregory S. Stone & Michael P. Totten

Sólo el 0.3% de toda el agua dulce del planeta, o un 0.0075% de toda el agua (fresca y salada), se encuentra disponible para nosotros y todas las especies sobre la Tierra, incluyéndonos, dependen del abastecimiento seguro, limpio y predecible de agua dulce.

La humanidad utiliza diariamente cerca de veintiocho kilómetros cúbicos (km3) de agua. Lo más dramático es que extraemos grandes cantidades de agua para la agricultura y para usos doméstico e industrial—aproximadamente 10,400 km3 anualmente, o alrededor del 10% de toda el agua de la superficie terrestre—. Este uso intensivo impacta el acceso y disponibilidad de agua limpia, lo que tiene graves consecuencias para las personas y para la naturaleza.

La sociedad tiene que ser informada sobre la fragilidad de la relación con nuestros preciados y escasos recursos hídricos.

El valor de los servicios ecosistémicos es, por supuesto, un factor determinante en el mundo real del manejo de recursos. Además, es fácil asignar un valor a los servicios de aprovisionamiento como el agua para beber y el agua para cultivo.

Las necesidades de gestión—de cara a los cambios climático y económico globales—requieren ser prioritarias a nivel mundial. Un cambio en las percepciones sociales es obligatorio, especialmente cuando la población humana alcance la cifra proyectada de más de nueve mil millones de habitantes para 2050.

Nuestro ”sistema de soporte de vida” debe ser atendido en todos los sentidos para asegurar la permanencia de la biodiversidad actual del planeta, el uso equitativo de nuestros recursos naturales, el bienestar de las generaciones futuras y la salud futura de los ecosistemas de agua dulce.

 

Este texto es un extracto tomado del libro Un Regalo de la Naturaleza (2012) de la serie de Libros de Conservación de CEMEX.

gift-nature-big-esp

Un Regalo de la Naturaleza

20 años de Conservación y Fotografía

comprar libro